Casa Oyarzun (Aoiz)

Descripción

El inmueble, ubicado en la calle San Miguel del casco histórico de Aoiz (Navarra), era un edificio de factura sencilla, con una única crujía de casi 6 metros de fondo por 24 metros de largo, adosado en uno de los lados cortos a otra vivienda.

El edificio constaba de tres alturas: baja, primera y sótano. El estado de conservación del inmueble era malo. No ha sido habitado desde hacía años, aunque se había venido usando como almacén. El sótano había sido usado tradicionalmente como establo y su estado de conservación era muy malo.

La intervención consistió en la rehabilitación del inmueble para la ejecución de tres viviendas. La normativa urbanística local permitía ampliar el fondo de la edificación y la altura hasta conseguir la misma sección que el inmueble contiguo. De esta manera, la edificación antigua, tradicionalmente cerrada, que no disfrutaba de su ubicación, se aumenta con una nueva crujía hacia el río, que se convirtió en un gran mirador, y a la vez se mantienen todos los muros de piedra del inmueble existente, conservando su carácter estructural, ya que en ellos irá apoyada la nueva estructura.

La clave de la intervención es la interpretación del lugar, la cercanía al río, el poder verlo y escucharlo, así como la visión de los bosques cercanos desde un inmueble tradicional del casco histórico del pueblo, cuyos valores vernáculos queríamos mantener.

El muro de carga que antes era fachada sur y ahora queda en el interior, se convierte en el elemento que articula el espacio interior de las viviendas. Asociadas a él se sitúan las comunicaciones (escaleras y ascensores) y se introduce la luz, desde la cubierta, a todo el edificio.