Eremitorio de San Bartolomé (Rocaforte)

Descripción

El objeto del proyecto era la restauración de la ermita o eremitorio de San Bartolomé de la población de Rocaforte (Navarra).

Este eremitorio es uno de los primeros asentamientos franciscanos en la Península Ibérica, fundado por San Francisco de Asís en su peregrinación a Compostela. La restauración de este paraje supone la recuperación del origen de uno de los elementos patrimoniales más singulares de Navarra, no sólo por su naturaleza románica sino por ser el primer monasterio franciscano en la Península, y fundado por el propio santo.

La intervención supuso la consolidación de la ermita, incluida su sacristía, y la zona de acceso. Además fue necesario cambiar la cubierta de la nave por una similar de teja, y despejar la zona del ábside de tejados y tejadillos añadidos para poder ejecutar la cubierta del ábside, en laja de piedra. Previo a estas labores se hizo el levantamiento planimétrico de todo el conjunto.

Durante las obras se planificaron visitas con la gente del pueblo para enseñar los trabajos realizados y de cara a dar a conocer este patrimonio.